Asexualidad, la orientacion invisible: “Cuando la descubri, todo encajo”

Asexualidad, la orientacion invisible: “Cuando la descubri, todo encajo”

El activismo asexual comienza a despuntar en Espana y reclama al colectivo LGTBI que asuma las reivindicaciones: el desconocimiento asi­ como el estigma facilitan que muchos usuarios asexuales nunca sepan que lo son por motivo de que ni siquiera saben que existe esa etiqueta

— En que creen las chicas cuando poseen sexo

Cuando Maria era adolescente sentia que no encajaba, que alguna cosa funcionaba sobre maneras distinta en la novia. No entendia por que sus amigas se iban sobre la discoteca con sus ligues en el tema algido sobre la noche. Ella, que nunca sentia distraccion sexual por ninguna persona, llego a pensar que las companeras se estaban inventando que les gustaban los chicos. En aquella etapa, creia que era por la antiguedad del pavo, con las hormonas revolucionadas, desplazandolo hacia el pelo que igual ocasion la novia habia madurado mas rapido.

Al llegar a la universidad, Maria se dio cuenta sobre que las personas a su alrededores seguia sintiendo esa espectaculo sexual por otras seres. “Pensaba que no podia ser la unica que nunca sentia eso”, cuenta en conversacion con elDiario.es. “Una noche sobre fiesta me puse en una posicion de riesgo, sobre obligarme a vivir ciertas cosas de demostrarme a mi misma que podia, que lo sentia o que era igual que tenia que ser”, recuerda.

Aquello no salio bien y, al alcanzar a vivienda, decidio investigar en internet que era lo que le pasaba. “No conozco excesivamente bien que busque. Me aparecio una pagina web desplazandolo hacia el pelo lei por primera oportunidad el termino ‚asexual’ y determinados testimonios. Se me abrio el universo, senti la paz mental extraordinario. Vi que habia familia que vivia con ello asi­ como me identificaba con cualquier. Aun la memoria como la superior noche sobre mi vida”, explica.

“La asexualidad resulta una orientacion sexual que implica que nunca se experimenta entretenimiento sexual hacia diferentes individuos. Como cada humano resulta una combinacion unica de ingredientes, short sobre asexualidades”, explica la psicosexologa asi­ como directora del centro de sexologia ‚Con bastante gusto!’, Martina Gonzalez Veiga. De hecho, el activista David Jay definio el llamado espectro ACE, un patron en el que se comprende a la totalidad de los usuarios que se salen de los parametros normativos de la sexualidad. Eso es, bien por motivo de que puedan regresar a sentir atraccion sexual, No obstante con excesivamente poca frecuencia o intensidad o solo en circunstancias especificas –lo que se conoce igual que grisexualidad–, o bien por motivo de que son usuarios que separado sienten distraccion sexual secundaria, es decir, cuando establecen un vinculo extremadamente potente con la pareja determinada –demisexualidad–.

Sandra invariablemente tuvo la pequena idea sobre que no era “como las demas”. Durante la adolescencia experimentaba esa sensacion cuando le insinuaban que podia “hacer alguna cosa” con su pareja o cuando no queria intimar con la novia. “Pensaba, sinceramente, que en algun instante eso despertaria, que habia un boton que estaba triste. Continuamente decia que nunca me gustaba ninguna persona, pero hablaba con mis amigas de sus novios o de las parejas y les ayudaba a atar. Eso nunca me parecio violento”, explica. “He tenido relaciones, No obstante Jami?s he llegado a intimar con nadie”, senala esta http://www.datingopiniones.es/dominicancupid-opinion/ mozo, que Hoy goza de 20 anos.

„Yo queria demasiado a mis parejas, pero demasiada publico piensa que si no haces nada corporal seri­a por motivo de que nunca lo te gustaria

En su caso, el hecho sobre no pretender conservar relaciones sexuales fue un impedimento con las parejas. “Yo queria bastante a mis parejas, pero mucha familia piensa que si no haces nada corporal, no lo quieres”, explica. En su testa, siempre rondaba la duda: “?Por que nunca quiero, si deberia tratar?”. Como Maria, permite unos meses, decidio meterse en la red para intentar sobre identificar que le pasaba. “Empece a leer, hasta que vi que encajaba bien en lo cual desplazandolo hacia el pelo asumi que era asexual. Seri­a una cosa que sabes, pero a la ocasion nunca sabes. Por la pieza te explicas muchas cosas que te han pasado, pero igualmente es una cosa nuevo, que te descuadra. Me dio demasiado pavor, nunca por el hecho sobre serlo, sino por admitir que soy distinta”, explica Sandra.